El bajo aumento del salario mínimo afecta la economía nacional

La ciudadanía consciente y diversos  sectores sociales, sindicales y políticos manifestaron su indignación luego de hacerse conocido el decreto presidencial que aumentó en un 3.5% el salario mínimo legal vigente. 

El valor del salario será en el 2021 de $908.526, y el del subsidio de transporte será de $106.454. El aumento mensual será entonces de $30.723.

Estas fueron algunas de las reacciones:

Para el senador Wilson Arias, que se ha caracterizado por hacer un seguimiento permanente de las políticas económicas del gobierno nacional y por formular contra-propuestas económicas junto a escenarios académicos y sindicales, el bajo aumento del salario mínimo tendrá un impacto negativo en la economía nacional, al no incentivar el consumo, impidiendo el ciclo que fomenta una mayor demanda, con aumento de la productividad, generación de empleo y aumento de la oferta.

Como lo sintetizó para Revista Hekatombe, luego de ilustrar el caso con un ejemplo de la cotidianidad: “sin salario no hay consumo, sin consumo no hay empresas, sin empresas no hay empleo, sin empleo no hay salarios”. Sostuvo además que un aumento justo del salario mínimo tendría que acarrear a su vez otra serie de políticas que impliquen un control a las importaciones para el fortalecimiento de la empresa nacional; un respaldo estatal a la principal generadora de empleo: la micro, pequeña y mediana empresa; el abaratamiento del crédito, entre otras.

A su vez, señaló que estas medidas eran necesarias en el actual contexto de pandemia, en el que hay una caída de la demanda:

Y la banca privada ha sido una de las grandes beneficiadas por el gobierno nacional:

Como lo explica en el siguiente vídeo, también para Revista Hekatombe:

- Advertisement -

Nuestras REDES

271,868FansMe gusta
14,130SeguidoresSeguir
25,044SeguidoresSeguir
750suscriptoresSuscribirte

así se vio en Heka