El trabajo aplasta el ocio

0
649

Finaliza el día y en los audífonos suena «Bajan» de Spinetta. El cansancio físico y mental no da para nada más que para  perder la mirada en el paisaje de las luces y el tráfico detenido. Más tarde, ya en casa, la sensación de agotamiento apenas da para recostarse, poner algún sonido de fondo, sea música, una película o una serie, y ver las redes sociales. 

Todo intento por hacer algo distinto, algo para aprovechar el tiempo limitado que queda antes de dormir, es fallido. Las horas de trabajo, las más de ocho horas de trabajo, asfixian cualquier posibilidad de esparcimiento que vaya más allá de ver reels o estados. 

Involucrarse en alguna actividad creativa cuesta. Toda iniciativa creadora fue prácticamente absorbida por el trabajo. Y así, pasan las horas, los días y los meses. De forma intencional o no parece que todo queda en la jornada laboral. Así lo quiere el capital. 

Dice el coro de «Rutina», de la banda de punk Retaque: «esta es tu vida y te tienes que aguantar, madrugar todos los días, ni siquiera descansar, pensando en un futuro que nunca encontrarás, futuro no hay, futuro no existe, el presente está perdido y te tienes que aguantar…». La canción expresa sin asco la sensación de rabia y desasosiego como solo puede hacerlo el punk. El ocio es aplastado por un descanso nublado y pesado, producto del tiempo de alienación. Un descanso que, como tal, no repone las fuerzas invertidas. Aunque, no sobra decirlo, el desempleo, con su carga de angustia y estrés, tampoco permite mucho.

Asumir una postura antisistema debería ser una respuesta apenas natural ante este círculo vicioso que es la vida en el capitalismo, pero el culto a la mercancía y a sus valores se presenta de inmediato como el alivio temporal a la rutina. 

Llega de nuevo la noche y la mirada se pierde en las luces y el tráfico detenido. Una vez más, solo queda relajarse y escuchar:

«No te apures
ya más loco
Porque es entonces cuando las horas bajan, el día
es vidrio sin sol
bajan, la noche
te oculta la voz».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí