Judíos sudafricanos denuncian limpieza étnica por el gobierno israelí y genocidio en Gaza

0
358

Compartimos este comunicado de Sajews For Free Palestine, en el que judíos sudafricanos rechazan los ataques a Palestina y el régimen de apartheid al que está sometida.

Hacemos parte dea Alianza Informativa Palestina Libre

Judíos sudafricanos denuncian limpieza étnica por el gobierno israelí y genocidio en Gaza

27 de octubre de 2023

¡Cese al fuego ahora! ¡Decolonización ahora!

Con cada día que pasa, el gobierno de Israel intensifica una ofensiva fundamentalmente inmoral y criminal en contra de la población de Gaza. El bombardeo deliberado de casas, escuelas, universidades y hospitales, combinado con el bloqueo de agua, comida, insumos médicos y combustible, junto con el intento de expulsión de más de dos millones de palestinos al desierto en Egipto son crímenes de guerra inadmisibles bajo el derecho internacional humanitario.

No puede haber justificación para esas atrocidades. Si la mesa se invirtiera, y dos millones de israelíes estuvieran siendo internados en una prisión al aire libre, bombardeados indiscriminadamente y privados de alimentos, y fueran obligados a dejar su tierra bajo pena de muerte, nosotros asimismo estaríamos igualmente llamándolo por lo que eso: castigo colectivo, limpieza étnica y genocidio.

Esta masacre sucede después de más de un siglo de brutal colonialismo, el cual comenzó con la ocupación británica en 1917, y con la subsecuente creación del programa de asentamientos coloniales sionistas, donde 750.000 palestinos fueron expulsados de sus casas durante el Nakba, la catástrofe. Durante este tiempo, el estado de Israel ha continuado imponiendo un régimen de violencia brutal en contra de los palestinos colonizados. Ha ocupado ilegalmente el territorio palestino, administra el territorio bajo un sistema de Apartheid y colonialismo, y mantiene a Gaza bloqueada bajo el mayor asedio mundial, produciendo el mayor campo de concentración a cielo abierto que se tenga memoria.

El gobierno de Israel ha convertido este campo de concentración en un matadero para enmascarar sus propias fallas en la administración de este proyecto colonial etno-nacionalista. Este genocidio es permitido e incentivado por los Estados Unidos de América y el Reino Unido, quienes han proveído ayuda económica, militar y diplomática para sostener las políticas de Apartheid de Israel, de la misma manera que lo hicieron con el Apartheid en Sudáfrica. El sionismo es un proyecto colonial etno-nacionalista encubierto por Occidente, el cual ha forzado al pueblo palestino a pagar el precio por la perpetración del holocausto en Europa.

En este contexto, no faltan los clamores oportunistas para degradar la integridad judía, la memoria y el luto como una moneda de cambio social para intercambiarla por una campaña de venganza mortal, y en el proceso sacar dividendos políticos en su rol de comerciantes.

Como judíos, como sudafricanos, como seres humanos, rechazamos que nuestros nombres sean invocados para respaldar esta crueldad, esta mascarada de razonamientos moral que lo rodean, o la lógica de muerte del etno-nacionalismo que yace a ella. Apartheid, limpieza étnica, y genocidio son crímenes de lesa humanidad, de los cuales no puede haber justificación.

Muchas de nuestras familias y ancestros huyeron de la masacre y el genocidio en Europa, solamente para enfrentar la violencia del colonialismo en Sudáfrica. Nuestra comunidad muchas veces resistió el Apartheid, pero también muchas veces fue cómplice de este. Hoy no seremos más cómplices. Hoy reafirmamos de manera fuerte y clara: la lógica de la deshumanización del racismo anti-negro, anti-musulmán, anti-judío están todas conectadas a través de una historia común de colonialismo, fascismo y sionismo. La lucha en contra de una debe ser una indivisible lucha en contra de todas.

Hoy estamos de luto por la violencia y hacemos duelo desde lo más profundo por cada vida perdida —palestino, israelí o visitante extranjero. Toda vida es sagrada. Y precisamente porte toda vida es sagrada, insistimos en que el duelo no se puede convertir en arma para justificar el genocidio. ¡No en nuestros nombres judíos!

Hoy juntamos nuestras voces con otras muchas sudafricanas, y con todos aquello de todas las creencias religiosas en el mundo, que protestan en contra del apartheid en Israel. Hacemos un llamado a todos los sudafricanos y judíos con conciencia para rechazar los crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad que el gobierno de Israel ha cometido:

• Demandar un inmediato cese al fuego
• Apoyar los llamados de los palestinos a aislar al régimen de Apartheid de Israel a través de boicots, desinversión y sanciones, tal como fue hecho con Sudáfrica durante el Apartheid.
• Demandar que el gobierno de Sudáfrica corte relaciones diplomáticas con el régimen de Apartheid en Israel, tal como muchos gobiernos hicieron con el régimen de Apartheid en Sudáfrica.
• Demandar que el gobierno de Sudáfrica presione las Naciones Unidas para reinstalar el comité especial anti-Apartheid, de manera que se apliquen sanciones institucionales y una fuerza de paz internacional proteja a los palestinos de la agresión genocida del régimen de Apartheid de Israel.
• Rehuirse a aceptar la propaganda israelí y de Occidente que pretende legitimar las acciones genocidas del régimen de Apartheid de Israel, y recordar que los gobiernos de Estados Unidos y del Reino Unido respaldaron el régimen de Apartheid en Sudáfrica, tal como lo hacen ahora en Israel.

Artículo anteriorPalestina, donde lo cotidiano es imposible
Artículo siguientePalestina tiene el potencial de transformar y ampliar la conciencia política de nuestros movimientos contemporáneos
Hekatombe
Somos un medio de comunicación contra-informativo. Nuestra línea editorial es de Izquierdas y no creemos que exista la información neutral. Propendemos por la democratización de la información y la libertad de opinión a partir de la puesta en común de distintas perspectivas críticas, que cuestionen y satiricen los sentidos comunes hegemónicos. Nos constituimos como críticos mordaces de las posiciones políticas tradicionales que desde una u otra postura reproduzcan los vicios político-culturales que perpetúan un statu quo corrupto y desigual. Defendemos un periodismo de fronteras borrosas, esto es: un periodismo alternativo que desborda los cánones establecidos para entrar en diálogo con la pedagogía crítica, las ciencias sociales y el espíritu fanzinero del “¡hazlo tu mismo!”. En el segundo semestre del año 2015 Revista Hekatombe “Renace”, al contar con un equipo de trabajo renovado: nuevos integrantes, nueva imagen y nuevos contenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí