Si hablamos de paz, pensar no debería ser un delito

Si hablamos de paz, pensar no debería ser un delito.

“Es cierto que el arma de la crítica no puede sustituir a la crítica de las armas, que el poder material tiene que derrocarse con el poder material, pero también la teoría se convierte en poder material tan pronto como se apodera de las masas”.

Karl Marx- Crítica de la Filosofía del Derecho.

En la cita del viejo barbudo Marx se advierte desde hace tiempo que la teoría también es un elemento de lucha material y como tal puede llegar a sublevar al pueblo, elemento que ha utilizado la derecha para perseguir, encarcelar y hasta asesinar por el temor que representan las ideas, es decir, hoy por hoy es igual de peligroso escribir un libro, que el uso de la motosierra, uno de los símbolos que generan mayor repudio y terror en Colombia. Y si consideran que es una exageración, entonces vale la pena preguntarnos por qué en Colombia fue aprobado un indulto a los actores paramilitares cuya pena era hasta ocho años de cárcel por masacres cometidas Ver:  

http://www.rebelion.org/hemeroteca/plancolombia/petro150103.htm 

Exactamente el mismo tiempo por el cual condenan al intelectual Miguel Ángel Beltrán a quien desde el 2008 le persiguen por escribir libros de contenido crítico, vale la pena recordar que entre los temas que aborda se encuentra el conflicto armado en Colombia, textos como “Un decenio de agitación política: México, la Revolución Cubana y el Movimiento de Liberación Nacional MLN (1958-1968)”; “Colombia y América Latina: Historia de disidencias y disidentes”; “Crónicas de otro cambuche” y su reciente obra “Las FARC 1950-2015: luchas de ira y esperanza”.

Ver: http://prensarural.org/spip/spip.php?article18443 

El profesor de sociología de la Universidad Nacional ha sido acusado de ser ideólogo de las FARC-EP y las pruebas, algo propio de Macondo, se encuentran en los computadores antiexplosivos rescatados del bombardeo a Raúl Reyes en Ecuador Ver:

http://caracol.com.co/radio/2011/06/13/judicial/1307953620_488355.html 

La semana pasada se llevó a cabo la audiencia pública a este caso, un espacio que según las redes sociales, tenía cierto aire a libertad, cuya decisión radica en la Corte, ente encargado de decidir la situación del profesor en un plazo no mayor a 60 días. http://www.contagioradio.com/corte-suprema-migue-angel-beltran-articulo-19682/ 

Pero el caso del profesor Miguel Ángel no es el único, se ha convertido en emblemático por la injusticia cometida y la violencia arremetida contra uno de los intelectuales más conocidos en el ámbito universitario, es el caso también de Carlos Alberto Pedraza (asesinado en enero de 2015), Huber Ballesteros (detenido), Liliany Obando, Renán Vega (amenazado), Piedad Ortega (amenazada) e incluso el mismo rector de la Universidad Pedagógica Nacional el profesor Adolfo Atehortúa (amenazado). 

Este tipo de persecución no es un asunto nuevo, mucho menos propio de Colombia. No es nuevo porque desde tiempos inmemorables Colombia encierra las ideas, vale la pena decir que desde la independencia a Antonio Nariño sus ideas lo llevaron mucho tiempo a estar en la cárcel, pero no es necesario ir tan lejos, cabe resaltar los magnicidios de Jaime Pardo Leal, Carlos Pizarro, Bernardo Jaramillo. Sin desconocer a los intelectuales como Luis Vidales poeta perseguido y obligado a buscar exilio en Chile dado que su vida corría peligro por las elites conservadoras que han manipulado este país. Véase la biografía del poeta:

http://www.semanariovoz.com/2015/07/24/luis-vidales-poeta-y-luchador-popular/

Pero si existe un ejemplo emblemático y poco mencionado es el caso del nobel de literatura Gabriel García Márquez, me pregunto cómo es posible que en este país sea perseguido una de las pocas personas que ha proyectado una imagen de Colombia en el exterior más allá de la cocaína y la violencia. Así pues este famoso escritor decide marcharse al exilio y morir en una tierra lejana, dado que en el país del olor a la guayaba se castiga tener ideas. Adjunto el artículo en el cual el mismo Gabo se despide y explica las razones de su exilio. Breve nota de adiós a Colombia y al olor de la guayaba http://elpais.com/diario/1981/04/03/internacional/355096802_850215.html

Y de la guayaba, ¿qué? http://elpais.com/diario/1982/07/28/opinion/396655205_850215.html 

Pero tampoco es propio de Colombia, para dar un ejemplo España, en el último año ha ejemplificado muy bien este tipo de persecución con el caso del cantante Pablo Hasel (Canción: Raperoterrorista) a quien se le acusa de apología al terrorismo, algo no muy diferente de lo que llevó a años de prisión al cantante colombiano Carlos Lugo. 

Finalmente hacemos un llamado al Estado para que deje la cobardía a un lado, deje de asesinar, perseguir y encarcelar inocentes cuyo delito es proponer una Colombia distinta, que ‘de la cara’ y en el debate nos encontremos, siendo conscientes que la paz también pasa por reconocer y aceptar el pensamiento crítico de un pueblo verdaderamente educado.

- Advertisement -

Nuestras REDES

247,446FansMe gusta
14,130SeguidoresSeguir
15,582SeguidoresSeguir
750suscriptoresSuscribirte

así se vio en Heka