La herencia

Sí, es verdad que sí tiene amores, amores encarnados en mujeres,
Gustos que sobrepasan lo químico,
Gustos que penetran en un abrazo del alma,
En una caricia al corazón
Algunos vuelan como colibrí
Mientras otros se atrincheran aferrándose cuál León a su presa…
Cual madre a su cría.
Es verdad, uno siente la inmortalidad que sólo el amor provoca
La inmortalidad de sentir su piel, sus labios… su sexo
Y se siente cómo cobra certeza la vida
Cómo esa cadena de afectos se templa como el acero
Pero aún con todo y eso es verdad que un amor mucho más fuerte
Uno sempiterno, perpetuo e imperecedero
Es ese amor, muchacha encantadora a los suyos, a su nación, a sus gentes… a su pueblo
Ese amor que corroe las entrañas
Ese que hace latir el corazón con furia, con atracción apasionada
Ese que cuando despierta, se dispara en la distancia y el tiempo
Ese sin el cual uno se siente muerto aun viviendo
Ese que aun muriendo sigue vivo
Es ese amor, hecho baile de dignidad y rebeldía el que quiero regalarle
El que pretendo dejarle en mi ausencia
Para que transforme su vida… nuestras vidas
Que sea este el que nos una
El que ni la muerte nos arrebate,
Aquel amor que extermine la pandemia del olvido
Que nos ligue al pasado en un futuro lleno de muy otros mundos
De muy otras sonrisas
De las muy otras luchas que continúan…
Murci Revista Hekatombe

Murci Revista Hekatombe
____________________
Hernán Ricardo Murcia. Integrante de la REVISTA HEKATOMBE.

- Advertisement -

Nuestras REDES

250,848FansMe gusta
14,130SeguidoresSeguir
16,386SeguidoresSeguir
750suscriptoresSuscribirte

así se vio en Heka