Dios y Patria afirmó el policía, luego asesinó

«Dios y Patria» exclamó un patrullero cuando llamó a su superior, para reportarle que habían matado a golpes a un hombre en el CAI.

«Dios y Patria» exclamó un capitán antes de recibir instrucciones de cómo proceder en la marcha. El mismo capitán que le dispararía horas más tarde a un joven en la cabeza.

«Dios y Patria, sin novedades mi Mayor» exclamó el patrullero que abusó sexualmente a una mujer en una patrulla.

«Dios y Patria, controlen como sea a esos hijueputas» ordenó un generalito la noche que más de 30 policías abrieron fuego contra las multitudes que se manifestaban. 14 muertos hubo esa noche.

«Dios y Patria» contestaban en los teléfonos de la estación, mientras sus compañeros desnudaban, humillaban e insultaban en un baño a una joven comunicadora por tomarles fotos a sus escudos.

«Dios y Patria» exclamó él presidente, la noche siguiente a la masacre, quien se disfrazó de policía y visitó los CAI. «¿Cómo están mis muchachos, Dios y Patria, Dios y Patria» exclamaba.

«¡Dios mío!» exclamaron las mamás del hombre asesinado en el CAI, del joven asesinado en la marcha, de la mujer violada en la patrulla, de las 14 personas abaleadas por los policías que visitó el presidente y de la joven abusada en la estación…

«Si esto lo hacen en nombre de un Dios y de la Patria, habrá que cambiar esa institución y sus ideas sobre Dios y la Patria» exclamó una sociedad cansada de los atropellos que recibe por parte de quienes un día juraron proteger personas civiles antes que asesinarlas, abusarlas y humillarlas en nombre de Dios y de la Patria.

- Advertisement -

Nuestras REDES

247,608FansMe gusta
14,130SeguidoresSeguir
15,582SeguidoresSeguir
750suscriptoresSuscribirte

así se vio en Heka